1/4

"La persona humana..."

Madre Adela, Fundadora

Charlas de Madre Adela, Miami Florida

Pequeña Biografía
Por: Sr. Ana Margarita Lanzas, SCTJM

Madre Adela Galindo nació en León, Nicaragua. Su niñez fue marcada por una profunda espiritualidad mariana, la que se ha acentuado y hecho más patente con el correr de los años. Ella considera el don de la maternidad de la Santísima Virgen como uno de los más bellos dones que el Señor le ha dado desde su niñez hasta el presente. “Mi camino es un camino mariano… todo en mi vida ha sido un don que proviene del corazón de Nuestra Señora. Mi mayor deseo es vivir y morir en la escuela del Corazón Inmaculado de María”.

Desde su juventud se envolvió activamente en la Renovación Carismática, experimentando de una manera renovada la poderosa unión de estas dos corrientes espirituales, mariana y carismática, que la llevó a un profundo amor al Corazón Eucarístico de Jesús. Madre Adela define su vida anclada en cuatro pilares: profundamente mariana, centrada en la Eucaristía, recibiendo y comunicando activamente los dones del Espíritu Santo, y en una comunión de amor con el corazón de la Iglesia y a su servicio.

En 1984, en respuesta a su constante relación con la Virgen María, hizo su consagración total al Inmaculado Corazón de la Santísima Virgen. Esta consagración la introdujo en una nueva fase de su vida espiritual: contemplar más profundamente el amor del Corazón Traspasado de Jesús. El corazón materno de Nuestra Señora siempre ha sido un canal por el cual ella ha recibido todas las gracias que el Corazón de Jesús ha querido derramar en su vida.

Un año más tarde, como fruto de su consagración mariana, sintió el llamado de entregar su vida totalmente al Señor, lo que hizo, reconociendo que ese “fíat” era necesario para prepararla a abrazar los designios de amor que los Corazones de Jesús y María tenían para ella. Lejos de toda expectativa, esta pequeña semilla sería el inicio de una nueva familia religiosa al servicio de la Iglesia del tercer milenio.

En 1990, fundó el Instituto Religioso “Siervas de los Corazones Traspasados de Jesús y María” en la Arquidiócesis de Miami, Florida. Las hermanas profesan un cuarto voto: “Total disponibilidad mariana”.

El carisma espiritual del Instituto es ser presencia e imagen viviente del Corazón de María en el corazón de la Iglesia y del mundo, poniendo su carisma mariano y todas las potencias de su genio femenino en plena comunión y al servicio del principio petrino. Las hermanas hacen de su vida una total y sincera donación de sí mismas, una ofrenda de amor y consolación a los Corazones Traspasados de Jesús y María, eligiendo en todas las cosas y circunstancias el esplendor, la lógica y la fecundidad del amor para dar paso al triunfo del amor.

Con gran celo apostólico y un gran deseo de inflamar al mundo con el amor a los Corazones Traspasados, las hermanas están dedicadas totalmente a la misión de la evangelización y formación de los corazones en el esplendor del magisterio y tesoros de la Iglesia, para que sean testigos vivientes del poder y la fecundidad del amor. Desde los inicios de su fundación, el Instituto ha estado activamente sirviendo al llamado del Papa Juan Pablo II a la Nueva Evangelización. En su misión apostólica ellas manifiestan “la maternidad de Nuestra Señora y de la Iglesia que lo abarca todo”, sirviendo en todas las áreas de la vida de la Iglesia y teniendo una misión apostólica de evangelización y formación multiforme: directoras de catequesis, instrucción religiosa en los colegios, cursos de formación, conferencias, congresos, retiros espirituales, evangelización a través de los medios de comunicación, misiones pastorales a nivel de diócesis y parroquias, ministerio de niños y jóvenes, ministerio pastoral en las universidades, pastoral de enfermos, grupos de oración, cenáculos eucarísticos semanales, conferencias a seminaristas y sacerdotes, peregrinaciones a lugares santos, comisiones diocesanas, formación y misiones para promover la dignidad de la persona, etc. Todas estas iniciativas apostólicas nacen de una vida profundamente centrada en la Eucaristía y de una profunda formación enraizada en el magisterio de la Iglesia, con una misión particular de mantener vivo y transmitir el legado del Papa Juan Pablo II.

Madre Adela ha dedicado su vida a la ardua tarea de formar los corazones de hombres, mujeres, jóvenes y niños, para que sean testigos del amor, la fe, la verdad y la esperanza, y así prepararlos para que construyan una nueva civilización digna de ser una casa para el corazón humano. Esta particular misión requiere “remar mar adentro” en los océanos de la humanidad de nuestro tiempo y de “ir a través de las montañas” con prontitud y humildad, como Nuestra Señora, llevando a Cristo a muchos corazones. De esta misión ha nacido la Familia de los Corazones Traspasados, compuesta por sacerdotes, diáconos, seminaristas y fieles laicos, quienes abrazan el carisma espiritual y la misión apostólica de las hermanas.

Si tuviésemos que resumir el lema de vida de Madre Adela, sería: “Escoger en todas las cosas y circunstancias, como Nuestra Señora, lo que es verdadero, bueno, bello y fructífero para abrir paso al triunfo del amor… al triunfo de los Corazones Traspasados”.

¡Todo por el Corazón de Jesús a través del Corazón de María! 
 

​​​Contáctanos

apostolesdelosdoscorazoneguatemala