Madre Adela Galindo

Fundadora de la Familia de los Dos Corazones

Madre Adela ha dedicado su vida a la ardua tarea de formar los corazones de hombres, mujeres, jóvenes y niños, para que sean testigos del amor, la fe, la verdad y la esperanza, y así prepararlos para que construyan una nueva civilización digna de ser una casa para el corazón humano. Esta particular misión requiere “remar mar adentro” en los océanos de la humanidad de nuestro tiempo y de “ir a través de las montañas” con prontitud y humildad, como Nuestra Señora, llevando a Cristo a muchos corazones. De esta misión ha nacido la Familia de los Corazones Traspasados, compuesta por sacerdotes, diáconos, seminaristas y fieles laicos, quienes abrazan el carisma espiritual y la misión apostólica de las hermanas.

Si tuviésemos que resumir el lema de vida de Madre Adela, sería: “Escoger en todas las cosas y circunstancias, como Nuestra Señora, lo que es verdadero, bueno, bello y fructífero para abrir paso al triunfo del amor… al triunfo de los Corazones Traspasados”.

¡Todo por el Corazón de Jesús a través del Corazón de María! 

Sister Ana Lanzas

Vicaria General

Encargada general de Apóstoles de Los Dos Corazones en los paises donde hay sede.

La energía inagotable y su poder de organización hacen de ella la perfecta mano derecha de nuestra Madre Fundadora; de quién ella misma ha dicho " Es en brazos de quién quiero morir"

Maira Prado y Gonzalo Agudelo

Coordinadores de Apóstoles de los Dos Corazones

Nuestra misión es ser un nexo, un lazo, un canal ordenado.

Una especie cordón umblical entre nuestra Madre y los miembros de esta Familia, de esta Casa y Escuela de la Inmaculada en Guatemala.

A la vez, hemos de custodiar con celo el carisma en ellos, la honra a nuestra Madre Fundadora y el amor a toda la Familia; animando continuamente a la tarea de la Nueva Evangelización y la propia Santificación.

Sobre todo, hemos de ser reflejo de la presencia materna de nuestra Madre Espiritual.

Ardua tarea pero una hermosa responsabilidad.

 

“La familia de los Corazones Traspasados está llamada a ser un hogar, una casa donde los corazones puedan ser recibidos, donde las vocaciones puedan ser formadas en su propia identidad y misión particular en la vida de la Iglesia y el mundo, y donde caminando juntos, en unión de corazones; sostengamos, sanemos, formemos, elevemos y comuniquemos el amor y la vida a los demás”. Madre Adela-Fundadora FCT

Please reload