Primeros Sábados de Reparación

De la Escuela del Evangelio:

“Pedid y se os dará; buscad y encontrareis; llamad a la puerta y se os abrirá.

Porque todo el que pide recibe, el que busca encuentra, y al que llama se le abre”. Mateo 7,7-8.

 

Del Corazón de nuestro Padre Espiritual:

“Tomad con confianza entre las manos el Rosario, descubriéndolo de nuevo a la luz de la Escritura, en armonía con la Liturgia

y en el contexto de la vida cotidiana. Que este llamamiento mío no sea en balde.”

San Juan Pablo II-Carta de Santo Rosario

 

Coordinadora:  Cristina Aycinena

                        Maritza de Rivera

                        Rebeca de Molina

                        Norma García

PRIMEROS SÁBADOS DE MES DE 8:00 a 9:30

Catedral Metropolitana

Debe hacerse con la intención de reparar las ofensas cometidas en contra del Inmaculado Corazón de María. Aquellos que la ofenden cometen una ofensa doble: ofenden a su Divino Hijo, y ponen en peligro su salvación. Esta reparación hace énfasis en nuestra responsabilidad hacia los pecadores que no oran y no hacen reparación por sus pecados.

 

Los elementos principales de los 5 primeros sábados de reparación son:

1-Confesión. Es esencial en el camino del arrepentimiento y la conversión.

2-Eucaristía: Recibir la Santa Comunión. El primer fruto de esta devoción es el culto a la Santa

Eucaristía en sus tres aspectos: sacrificio, comunión y adoración.

Acompañar al Santísimo Sacramento por quince minutos.

3.Rezo del Rosario con dos aspectos: oración y meditación

 

INTENCIONES DE REPARACIÓN:

1-Blasfemias contra su Inmaculada Concepción.

2-Contra su virginidad,

3-Contra su Maternidad Divina, rehusando al mismo tiempo recibirla como Madre de los hombres.

4-Contra los que procuran públicamente infundir en los corazones de los niños, la indiferencia, el desprecio y hasta el odio hacia la Madre Inmaculada.

5-Contra los que la ultrajan directamente en sus sagradas imágenes.

 

 

ABIERTA AL PÚBLICO A PARTIR DE SÁBADO 6 DE MAYO 2017

Del Carisma de nuestra Familia:

“Debemos estar en el cenáculo del Corazón Inmaculado, unidos en oración con Ella, implorando el don

del Espíritu Santo sobre toda la Iglesia y nosotros,y así ser llenos de su poder para llevar acabo la misión de ser testigos de amor y ardientes apóstoles de la nueva evangelización del mundo en el TM”

Madre Adela-Fundadora FDC

​​​Contáctanos

apostolesdelosdoscorazoneguatemala